martes, 16 de agosto de 2016

Conociendo a Manuel Rivas Rodriguez, el juez y el criador

Converso con Manuel Rivas Rodríguez uno de los jueces más buscados para enjuiciar en los últimos años, su carácter es afable y su claridad meridiana, sobre todo cuando se trata de defender al canario timbrado español. Manuel es natural de Colmenar Viejo, un pueblo de unos 45000 habitantes situado a unos 30 kilómetros al norte de Madrid y donde vive y comparte su afición a la canaricultura con su esposa Manoli.

¿Cómo empezó tu afición al Timbrado Español y cuánto tiempo llevas en ello?

 La afición comenzó cuando la abuela de Manoli (mi señora) nos regaló un timbrado español de aquellos tiempos esto fue en 1980, su canto me impresionó, me pareció algo fuera de lo normal, el timbre de voz, su melodía y los cambios de registros que realizaba era algo maravilloso, otra cosa no, porque como podrás comprender en aquella época no tenía ni idea de que aquellos sonidos se encuadraban en una planilla ni nada por el estilo, pero como nos gustó tanto nos decidimos a comprar una hembra para nuestro gran tenor, y en ese momento comenzó nuestra andadura, y digo nuestra porque quien comenzó criando fue Manoli, primero una pareja luego dos, tres y a partir de la cuarta me paso el testigo a mí.

Como criador federado llevo muy poco tiempo, no puedo presumir de tantos años como otros, ni creo que tenga mucha relevancia.

Pero si empezaste en los 80 sí que llevas tiempo...

Ricardo Rozas, Alvaro Guillen y Rafael Gonzalez
Pero no como criador federado, veras, mis ganas de aprender me llevaban realizar cruces con unos y otros canarios, quería saber cómo cambiaban la voz, la pluma, que colores salían de unos y otros apareamiento. Mucho tiempo después comencé yendo a ver concursos y a hacerles muchas preguntas a algunos jueces, quienes pronto me invitaron a sentarme junto a ellos, estos jueces fueron: Ricardo Rozas, Álvaro Guillen (+) y Rafael Gonzalez (+), a los que estaré eternamente agradecido por su paciencia y porque gracias a ellos y sus enseñanzas entendí la razón del amor que se procesa a esta bella raza, entonces decidí que tenía que estar federado y así lo hice.  El Timbrado Español, estaba por aquel entonces, muy avanzado con respecto a los míos por lo tanto llevé mis 150 pájaros que tenía en ese momento a una pajarería y me puse en contacto con Francisco Hernandez Villarín, un gran criador de Timbrado Español que me aporto la cepa de lo que hoy en día tengo y en el cual sigo confiando para renovar la sangre de mi aviario.

Manuel Rivas, comentando giros durante un enjuiciamiento
¿Porqué decidiste convertirte en juez?

 Ricardo Rozas me convenció para que me apuntase a un curso para aspirantes que dio en Madrid, después comencé a hacer asistencias con diferentes jueces, cada vez me fue gustando más y aquí estoy, disfrutando y sufriendo a la vez

¿Aparte de enjuiciar que otra labor debe cumplir un juez?
Considero importante la labor de orientar a los aficionados, en especial a los que comienzan o a aquellos que tienen dudas sobre la interpretación de ciertos giros.
  


¿Qué es lo que menos te gusta y que es lo que más te gusta del Timbrado Español actual?

Lo que menos me gusta es la falta de voz que muestran muchos ejemplares, que cada vez muestran más la voz y los giros del malinois, y por desgracia cada temporada va a peor.

Lo que más me gusta es la gran variedad de repertorio que tienen producto de su impresionante capacidad de aprendizaje.

¿Qué es lo que más te preocupa del Timbrado actual?

Enjuiciando
Que estamos perdiendo la identidad del Timbrado Español, Con los cruces que se están haciendo para conseguir el mejor pájaro de copia ¡y no el mejor Timbrado Español! estamos pasando de tener a un gran tenor, a estar creando un pájaro de voces con un registro tonal medio, huecas y acuosas, que debido a los sonidos o partituras musicales que algunos están introduciendo... ¡y que nada tienen que ver con sonidos de la naturaleza!  más que Timbrados parece que escuchamos la radio, y para rematar, ahora algunos criadores los cruzan con canarios de color... ESTAMOS CORRIENDO EL RIESGO DE DESTROZAR NUESTRA RAZA.

Como criador, ¿Qué objetivo te has trazado?  Disfrutar de mis canarios mientras intento seleccionarlos, con un fin claro, que mi aviario se acerque lo máximo posible a mi Timbrado Español ideal.


Podrías describir que tipo de timbrado te gusta a nivel personal.

Tal y como le describe el código de canto de F.O.C.D.E con 12 giros positivos, con voz brillante, que su emisión sea en un ritmo lento y con una buena dicción, que en su repertorio prevalezcan los giros semi-continuos y discontinuos sin que le falten los giros continuos, melódico, con un gran repertorio, que tenga la mayor variedad posible en sus canciones, tono, y timbre de voz, no voy a pedir más, salvo matices con eso me vale

Recientemente fuiste a enjuiciar a Grecia, ¿Cómo fue tu experiencia allá?

Muy buena.

¿Qué tipo de timbrado crían allí?

Clásico e intermedio, dicen que también hay algo de discontinuo, pero yo no los he oído

Exitoso también como criador
¿Que opinión te merecen los aficionados griegos?  Muy buena, muy bien organizados en el concurso, son grandes competidores a la vez que buenos compañeros, inquietos, sobre aves te hacen todo tipo de preguntas, inconformistas, siempre están a la búsqueda de algo mejor, buenos aficionados y muy buena gente.

¿Cuál es tu mayor satisfacción como juez y cual como criador?

En ambos casos, los amigos que voy haciendo que nunca se sabe si son muchos, pero en mi caso los he hecho muy buenos.


¿Qué aconsejarías a los criadores actuales?


 Que su objetivo primordial sea la selección y mejora del Timbrado Español y no el hecho de conseguir trofeos ¡sin renunciar a ellos, obviamente!. Si el trabajo de selección se realiza bien, los trofeos llegarán solos, los premios deben ser una consecuencia de un buen trabajo y no el objetivo principal. Y que disfruten, que disfruten de sus pájaros, y de los amigos que vayan haciendo en esta bonita afición, que disfruten.